26 de febrero de 2008

El hotel Villavicencio, en Mendoza

Tal vez sea la imagen del frente de este hotel, la más conocida entre todas aquellas de las que nos ocupamos en este blog.
Hace muchos años que la botella de agua mineral que lleva su nombre ilustra su etiqueta con, justamente, una imagen cuyo centro está ocupado por el antiguo hotel Villavicencio.
Pocos saben, sin embargo, que ese lujoso edificio de estilo normando hace hoy casi treinta años que está abandonado y que es protagonista de una historia que, estoy seguro, vale la pena conocer.


El hotel está construido en un lugar muy especial.
Según cuentan algunos, los pueblos precolombinos conocían y usaban las aguas termales que surgen en la zona y una de las columnas del mismísimo ejército sanmartiniano utilizó el "paso Villavicencio" en su tan mentado cruce de los andes.



Los famosos "caracoles de villavicencio", que el ejército de San Martín debió sortear


La construcción del hotel comenzó en el año 1934 y fue finalmente inaugurado en 1940. A partir de ese año funcionó ininterrumpidamente hasta el año 1978, en que sirvió para alojar a parte de los miles de turistas que se acercaron a Mendoza por ser esta ciudad una de las subsedes del mudial de fútbol que se disputó en nuestro país.
Luego, el abandono.




Una vieja postal de villavicencio


Cuentan los que pudieron entrar que el estado en que se encuentra es el esperable para un edificio de esta magnitud al que nadie le ha prestado atención durante tanto tiempo: paredes rajadas, escaleras desvencijadas, muebles apolillados, mugre, desolación ,silencio.
Enormes y lujosas arañas de madera, relatan, aun cuelgan del enorme salón de fiestas que alguna vez supo de bailes y conciertos.
Es que en sus épocas de esplendor, el viejo Hotel Termas de Villavicencio supo ofrecer a los turistas un entorno de lujo y confort en medio de un paisaje embriagante.
Los casi 1800 metros de altura a los que se encuentra la fuente de agua termal son garantía, además, de un aire límpido y puro como en pocas partes del mundo puede encontrarse.



La etiqueta del agua que reproduce el frente del hotel


Hoy, la empresa Danone, dueña del hotel, lo ha cedido en comodato a otra empresa, especializada en la construcción de hoteles de lujo y aseguran que durante este año 2008,remozado y ampliado, volverán a abrir sus puertas.
Los viejos fantasmas, que después de tres décadas de paz ya habían comenzado a sentirse como en su casa, deberán buscar otro alojamiento.



Algunas imágenes actuales

























Créditos:

Algunas imágenes, algunos textos y gran parte de la información publicada en esta entrada los encontré en los siguientes sitios:

http://www.earchivo.mendoza.gov.ar/todo.php?idnota=1016
http://www.mendozacuyo.com.ar/hotel_villavicencio.html
http://www.flickr.com/photos/guslight/388265613/in/set-72157594363726081/
http://psychoferspace.blogspot.com/2007/09/mendoza.html
http://www.villavicencio.com.ar


Si el o los autores de los mismos consideran que he violado su derecho de propiedad, no tienen más que comunicarse conmigo para pedir su remoción de este blog.

3 comentarios:

Mónica dijo...

Conocer el hotel Villavicencio el verano pasado fue una de las mejores experiencias que he vivido.Se siente una paz y bienestar al caminar por sus alrededores. Como el conocer la pequeña capilla del hotel y al final del paseo comer un jamón increíble y un vino mendocino en la hostería que está a la entrada. Pero lo destacable es el aire puro que se respira. como si estuvieras en el paraíso...

redactores freelance dijo...

El hotel Termas de Villavicencio, los jardines que lo rodean y la capilla neocolonial situada en la zona fueron declarados esta semana como monumento histórico nacional y la decisión fue muy celebrada en la provincia. Desde la empresa que gerencia la reserva aclararon que, pese a la declaración, el edificio histórico (inmerso en las 72 mil hectáreas de extensión del área protegida) no volverá a abrir sus puertas como hotel y resaltaron que hay un proyecto para reinaugurarlo como museo y espacio cultural, aunque sin plazo.

hoteles en la cumbre dijo...

El hotel Termas de Villavicencio, los jardines que lo rodean y la capilla neocolonial situada en la zona fueron declarados esta semana como monumento histórico nacional.